• grupopinya@gmail.com

Crianza segura

Crianza segura

Cuando hablamos de apego nos referimos a un vínculo basado en el contacto físico entre el bebé y otra persona, generalmente la madre, durante el primer año de vida. Se trata de un mecanismo innato por el que el niño busca seguridad en aquella figura que le proporciona protección. Las interacciones cotidianas de cuidado, afecto, atención y seguridad van conformando un patrón de acomodación entre el cuidador y el bebé. Las conductas de apego se manifiestan con más intensidad cuando el niño percibe una situación como amenazante, como puede ser la separación respecto a la figura de apego o la exploración de situaciones novedosas.

El apego responde a una necesidad de relación que tenemos todos los seres humanos, y por tanto este vínculo aparece de manera natural y espontánea en todos los bebés al nacer.

Existen diferentes maneras de relacionarnos que se traducen en distintos estilos de apego, siendo el denominado “apego seguro” el más adecuado para un desarrollo óptimo del niño. Este apego se caracteriza por una gran disponibilidad, sensibilidad y capacidad de respuesta por parte del adulto. Los cuidadores que establecen con el bebé este estilo de apego trasmiten seguridad y protección a través de un patrón de conducta consistente y previsible para el niño.

Este tipo de relación temprana puede resultar determinante para el desarrollo de las competencias sociales y emocionales, que permitirán al niño del mañana relacionarse y desenvolverse satisfactoriamente. El hecho de ser capaz de sentir afecto hacia los otros está relacionado con los contactos físicos y emocionales que hayamos tenido en nuestros primeros años de vida.

Otros beneficios que se derivan de este tipo apego serían el desarrollo de una autoestima y autonomía saludable, además de una mayor capacidad de empatía con los demás.

Todas nuestras vidas empezaran con el afecto humano como primer soporte. Los niños que crecen envueltos en afecto, sonríen más y son más amables.
(Dalai Lama)

apego

Opinya Psicología
Opinya Psicología

Deja un comentario